En pleno centro de Mallorca, esta pareja decidió hacer su boda en una localización con mucha mágia y de la que todos los novios quedan encantados, la Finca Son Mir

Claire y Fraser es una pareja joven, espontánea y muy divertida, al igual que todos los invitados a su boda.

Para el gran dia contaron con el increíble equipo de Mille Papillons, que son capaces de crear bodas de ensueño con su talento y gran profesionalidad.

A continuación os dejo un pequeño resumen de lo que vivimos en esta increíble boda.