Lo que yo busco en la fotografía de boda, es captar imágenes que perduren en el tiempo. Que ese niño, que lleva los anillos en la boda de sus padres, al pasar los años pueda volver a conectar con las emociones que sintió aquel día y con sólo mirarlas pueda transportarse a aquella época.

Mi principal objetivo no es solo que los novios disfruten de ese gran día, sino que puedan revivir y emocionarse, que puedan llorar y reírse, cada vez que abran el álbum, pasen los años que pasen.

Fotografías para toda la vida…img_4013

“Si sabes esperar la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz.” Steve McCurry

Esta frase me marco cuando me formaba, de hecho, su autor es, hoy en día, uno de mis fotógrafos favoritos. Algo que considero fundamental a la hora de fotografiar y que he ido trabajando poco a poco: La paciencia… Y es difícil!! Al principio tratas afanosamente de buscar, lograr, encontrar …. ese momento, esa gran imagen .. impidiendo sin darte cuenta que pueda fluir tu intuición, la creatividad, la espontaneidad… He ido comprobando que es esperando con tranquilidad cuando estas lo suficientemente abierto para que llegue esa gran instantánea… Sin forzar … Y cuando eso ocurre … Sólo hay que hacer click y llega la magia.

Mi estilo es una combinación de fotoperiodismo de boda y fotografía artística. Es decir, trato de retratar todo lo que va sucediendo de una forma natural, y muy espontánea, dejándome llevar en todo momento por mi intuición, por lo que voy sintiendo. Me encanta capturar las miradas, los besos, las risas… la complicidad, la química… Y lo hago desde el enfoque de la fotografía artística que me permite ir más allá consiguiendo fotografiar con ese toque de creatividad y originalidad que tanto me gusta.